Category Archives: Noticias


“Guillier encabeza una alianza efímera: es el único candidato en el mundo que pretende ser elegido con el voto de sus opositores”

El senador de Renovación Nacional, Andrés Allamand, en entrevista con El Mercurio,  asegura que la propuesta de Sebastián Piñera garantiza gobernabilidad, a diferencia de lo que ofrece la candidatura oficialista de Alejandro Guillier.

Está convencido de que el proyecto de la centroderecha interpreta de mejor manera las aspiraciones de la clase media, segmento que, a juicio de Andrés Allamand (RN), definirá la segunda vuelta presidencial.

“Si antes se decía que las elecciones se ganaban en el gran político, hoy también puede afirmarse que las elecciones se ganan en ese gran espacio que es la clase media, que ha surgido en los últimos 25 años”, dice a El Mercurio el senador por Santiago.

Pese a que se augura una votación estrecha, Allamand mira el escenario con optimismo. Tanto por el respaldo que, asegura, Chile Vamos tendrá en la urnas como por el liderazgo y gobernabilidad que -según cree- ofrece Sebastian Piñera versus la candidatura de Alejandro Guillier.

 

-¿A una semana de la segunda vuelta, cuál es su impresión de la marcha de la campaña y el desenlace de la elección?

-En primer lugar, vamos a ganar la elección, porque a la hora de votar, los ciudadanos y ciertamente los indecisos siempre responden a una pregunta central, que por supuesto puede expresarse de distintas maneras: ¿Quién es más capaz para hacer crecer el país y generar empleo, enfrentar la delincuencia y el narcotráfico? ¿Con quién el país está más seguro para enfrentar una crisis o una emergencia? ¿Quién cuenta con equipos más sólidos para gobernar? Al final, la elección se vuelve una comparación muy concreta entre los dos candidatos, sus atributos personales y sus trayectorias de vida. Y en todas esas dimensiones Piñera supera a Guillier por amplia ventaja.

 

-Pero también la candidatura del ex Presidente genera anticuerpos.

-Piñera aventaja a Guillier en todos los atributos que se le exigen a un Jefe de Estado: experiencia, conocimiento sólido de los temas, capacidad de formar equipos. A algunos pueden no gustarles las formas de Piñera, otros pueden considerarlo reiterativo, los demás allá pueden considerarlo antipático. Pero esto no es un concurso de simpatía: se trata de definir quién debe estar al mando del país. El mundo globalizado es un mundo de incertezas. La empresa en que alguien ha trabajado toda su vida se vende de un día para otro, la profesión se vuelve obsoleta, es necesario iniciar una nueva actividad. En tal sentido, Piñera aporta certezas; Guillier, un mar de ambigüedades.

 

-¿Cómo evalúa los apoyos internos de una u otra candidatura?

-Hay una gran diferencia en la convocatoria. Piñera aspira a consolidar el 17 de diciembre una mayoría positiva, que apoya un proyecto político y se identifica con un programa de gobierno. Guillier encabeza una alianza efímera: es el único candidato en el mundo que pretende ser elegido con el voto de sus opositores. Al día siguiente, su apoyo se habrá desvanecido. Y ello no es garantía alguna de gobernabilidad para el futuro.

 

-Ninguna de las dos candidaturas cuenta con mayorías en el Congreso, ¿cómo se puede dar garantías de gobernabilidad?

-Guillier cuenta apenas con el apoyo de un tercio de la Cámara de Diputados y el Senado: 43 diputados y 15 senadores. Es evidente que con tal apoyo, Guillier sería un Presidente rehén de la izquierda. Sin ninguna fuerza propia para sacar adelante ninguna legislación relevante. Un gobierno de esa naturaleza queda en un callejón sin salida. No puede girar hacia el centro ni la derecha, y obligadamente tiene que derivar hacia la izquierda, cuya plataforma de exigencias ya se conocen: Asamblea Constituyente, gratuidad universal a cualquier precio, reemplazo del sistema de ahorro previsional por uno de reparto, que como ha dicho el propio ministro Eyzaguirre es “pan para hoy y hambre para mañana”. A la inversa, el gobierno de Piñera tiene el 45% de apoyo en cada Cámara y puede buscar acuerdos con el centro político. En una frase: Guillier anticipa polarización; Piñera, moderación.

 

-De todas maneras será importante sumar apoyos, tanto para ganar la elección como para gobernar.

-La campaña de Piñera ha sido mucho más eficiente para conseguir el respaldo de quienes tuvieron opciones distintas en primera vuelta. El mismo día de la elección se sumó José Antonio Kast, que obtuvo casi 8 puntos, es decir, una votación superior a la de Carolina Goic. Luego se incorporó a la campaña Manuel José Ossandón, que nos va permitir recuperar votación en sectores populares clave para ganar. Más adelante lo hicieron sectores de Ciudadanos, claramente identificados con el centro político. Es el caso, por ejemplo, de Ricardo Escobar, ex director del SII durante el gobierno de Lagos. A la inversa, Guillier no ha conseguido respaldos sólidos en el centro -hay un sector importante de la DC que no lo va a apoyar y votará nulo-, y el apoyo del FA le está resultando muy esquivo. Para ponerlo de otra manera y aún asumiendo que no hay traspaso automático de votos, luego de la primera vuelta Piñera quedó a 14 puntos de la meta y Guillier a 27 puntos, es decir, al doble de la distancia. Hoy, objetivamente Piñera está mucho más cerca de la meta, mientras que Guillier sigue muy lejos.

 

-¿A qué atribuye que Guillier no consiga la adhesión de la Democracia Cristiana en pleno?

-Muchos DC consideraron que la Nueva Mayoría fue una mala experiencia y consideran que seguir aliados con el Partido Comunista es una gran incongruencia. Lo que ven en Guillier es el ánimo de reeditar lo mismo que funcionó mal, y para peor con fuertes vasos comunicantes con la izquierda más radical. Sería absurdo que apoyaran aquello que criticaron desde muy temprano.

 

Revisa la entrevista completa aquí

Sebastián Piñera, candidato presidencial de Chile Vamos: “¿Será que en el gobierno no confían en el veredicto democrático de la gente?”

En entrevista con La Tercera, el candidato presidencial, Sebastián Piñera, cuestiona la “intervención abusiva”  que ha realizado La Moneda en la campaña. Hablo también sobre la gratuidad universitaria, sobre reunión con iglesias evangélicas, entre otros.

El jueves ha sido un día intenso para Sebastián Piñera. Se levantó a primera hora para ir a enfrentar a su contendor, Alejandro Guillier, en el primer debate entre ambos de cara a la segunda vuelta. Luego, se reunió con representantes de iglesias evangélicas y, más tarde, llega hasta las instalaciones de La Tercera, donde se realiza esta entrevista.

Pese a ser una de las semanas más complejas de la campaña, el ex mandatario luce de buen humor. Se sienta, comenta que está cansado y bromea haciéndose el dormido en la silla. Luego, vuelve a su postura inicial y se refriega los ojos de sueño.

El candidato de Chile Vamos reconoce que cambió de parecer respecto de la gratuidad en la educación, e insiste en que el gobierno está interviniendo las elecciones, lo que, a su juicio, le genera una “ventaja” a Guillier. Además, admite que, de llegar a La Moneda, no tiene contemplado sacar a parlamentarios del Congreso para conformar su gabinete.

Culmina una semana compleja para usted. En su propio comando calificaron como un “error no forzado” su denuncia sobre votos marcados previamente en la primera vuelta. ¿Cree que este episodio puede traerle costos electorales?

No, porque todos los chilenos esa noche de la primera vuelta vimos, escuchamos, leímos lo mismo. Lo único que hice fue recordar que muchos medios informaron de denuncias de ciudadanos. Pero yo nunca puse en duda las elecciones, ni el Servel, ni nuestro sistema electoral, ni nuestras instituciones, como de forma majadera y concertada salieron a repetir los voceros tanto del gobierno como del comando de Alejandro Guillier.

 

¿Cree que es prudente hacer esa acusación basado en lo que vio en medios de comunicación?

Yo no hice ninguna acusación, recordé lo que los medios habían informado y dije que eso no significaba poner en duda el sistema electoral.

 

¿Pero fue prudente hacerlo tan cerca de las elecciones?

Dada la tremenda reacción… Ahora, diga lo que diga, hay un equipo concertado, en que muchos son funcionarios públicos, ministros, intendentes, gobernadores y voceros que salen como un verdadero coro a criticarme. Estoy acostumbrado a eso, pero están subestimando la inteligencia de los chilenos. ¿Sabe por qué? Porque a los chilenos no les gustan los abusos, no nos gustan los abusadores, mucho menos cuando el abuso se comete usando recursos públicos.

 

¿Descarta que fuera un error?

Yo digo que fue innecesario.

 

Tras el episodio, voceros de su comando acusaron al gobierno, a Alejandro Guillier y a Beatriz Sánchez de actuar coludidos para “tapar un nuevo escándalo de Sebastián Dávalos”, a raíz de relevaciones surgidas en el caso Caval. ¿Comparte eso?

Es evidente que ese mismo día la fiscalía hizo anuncios importantes respecto del caso de Sebastián Dávalos. Pero yo mantengo una regla: no quiero prejuzgar a nadie, como no me gusta que nos prejuzguen a nosotros, tampoco prejuzgo a los que están en el bando contrario.

 

¿Pero cree que hubo una intencionalidad del gobierno?

No lo sé. Las intenciones son muy difíciles de medir, pero lo que sí me sorprende a mí es que haya esta vocería concertada y que el otro día la ministra vocera salió tres veces en televisión a criticar al candidato de la oposición. En Chile había una hermosa tradición de que los gobiernos y los presidentes gobernaban para todos los chilenos hasta el último día. Y, esa hermosa tradición, siento que se ha debilitado…

 

¿Cree que Michelle Bachelet no gobierna para todos los chilenos?

Sin duda, la actitud del gobierno en general es de una intervención a mi juicio muy abusiva. Y, repito, a los chilenos no nos gustan los abusos.

 

¿Cree que hay intervención directa por parte de la Presidenta?

Creo que la actitud del gobierno en su conjunto, de muchos ministros, no es la actitud que los chilenos esperamos de quienes deben trabajar para todos los chilenos.

 

¿No de la Presidenta entonces?

No me gusta calificar las intenciones, pero al final, cuando se repite todos los días, uno dice, bueno, ¿por qué pasa esto? ¿Será que (en el gobierno) saben que van a perder? ¿Están muy nerviosos? ¿No confían en el veredicto democrático de la gente?, esas son preguntas que yo me hago.

 

¿Cree usted que tiene un efecto electoral la forma en que se ha desplegado el gobierno?

Creo que cuando se abusa de cualquier cosa produce rechazo.

 

A tres semanas de la primera vuelta, ¿qué análisis hace? Porque los resultados estuvieron lejos de ser lo que usted y su comando esperaban.

Sin duda que las encuestas se equivocaron y crearon un clima de exceso de triunfalismo. Yo nunca caí en esa tentación. Yo siempre dije: no vamos a caer en ninguna soberbia, no queremos ninguna actitud triunfalista. Pero yo le recuerdo que si nosotros sacamos el 36,5%, el candidato del gobierno sacó el 22%, entonces veamos las cosas con objetividad.

 

Tanto Manuel José Ossandón como Felipe y José Antonio Kast han tenido un rol protagónico y hay algunos que piensan que están más preocupados de potenciar sus propios liderazgos hacia el futuro. ¿Cómo ha visto el rol que han jugado ellos?

Yo estoy muy contento, porque el senador Manuel José Ossandón y Felipe Kast se han involucrado con mucho compromiso, con mucha convicción y han hecho aportes muy significativos. Por ejemplo, el tema de privilegiar a nuestros niños, que han sido tan maltratados en esta sociedad, lo del Sename es una vergüenza y que, curiosamente, este gobierno no ha sido capaz de corregir. El senador Manuel José Ossandón ha planteado la idea de avanzar en la gratuidad no para todos, porque yo no creo que haya que pagar con los impuestos de todos los chilenos la educación de los más ricos. Pero sí hacia la clase media necesitada, por eso nosotros comprometimos mantener la gratuidad a todos los estudiantes que la tienen, pero adicionalmente avanzar, especialmente, a la educación técnico-profesional.

Pero usted cambió de opinión. En julio pasado, acusó que el gobierno incurría en una grave irresponsabilidad fiscal al proponer aumentar la gratuidad del 50 al 60%. Y ahora es usted quien propone ir más allá.

Yo te voy a decir por qué, porque los estudiantes son muy importantes, pero hay muchos otros sectores que también tienen grandes necesidades, grandes carencias y necesitan mucha ayuda.

 

Por lo mismo le pregunto, ¿por qué cambió de opinión?

No, no. Siempre hemos pensado que hay que darle gratuidad, porque la educación es un bien público, a los que realmente la necesitan. Y, ahora, dimos un paso más y en el futuro vamos a dar muchos pasos más. De eso se trata el progreso, de eso se trata el desarrollo, de avanzar y no de estancarse y retroceder como está ocurriendo hoy día.

 

¿Reconoce que cambió de postura? Porque no estaba en su programa.

Todo el mundo va evolucionando, o usted cree que yo pienso igual que 30 años atrás.

 

Hace tres semanas usted no hablaba de gratuidad.

Hubo un cambio de énfasis, porque el concepto de que ningún niño se quede fuera de la educación superior por falta de recursos y que ninguna familia vea transformado el sueño de un hijo profesional en una pesadilla ha estado en nuestro ideario desde siempre.

 

¿Su cambio de postura responde al riesgo de perder las elecciones? Algunos lo calificaron de populista.

No. Los de al lado van a calificar todo mirándolo con un propósito electoral, tratando de causarnos daño.

 

Junto con la gratuidad usted ha planteado reformular la Ley de Pesca e, incluso, se ha mostrado dispuesto a evaluar la creación de una AFP estatal. ¿Son anuncios que tienen un fin electoral?

En nuestro programa de gobierno siempre ha estado perfeccionar la Ley de Pesca…

 

Ossandón le pide derogarla.

Nosotros hemos dicho perfeccionarla. La industria de la pesca en Chile estaba al borde de desaparecer por una sobreexplotación muy irresponsable, y el principal propósito de una nueva Ley de Pesca fue tener una industria sustentable y sana que pueda perdurar en el tiempo.

 

¿Hace algún reproche ético a cómo se legisló la Ley de Pesca?

Por supuesto que sí, lo he dicho muchas veces. Yo creo que el lobby que ejercieron las industrias pesqueras fue absolutamente inapropiado, absolutamente indebido y, por eso, nosotros empujamos en nuestro gobierno la ley del lobby, para que el lobby se haga de forma transparente, arriba de la mesa, porque así todos saben lo que están diciendo distintos actores y cómo actúan los distintos parlamentarios.

 

Y sobre la AFP estatal, ¿en qué consiste esta apertura a revisar el modelo? ¿Es sólo una idea o hay una propuesta concreta?

En nuestro programa de gobierno está ampliar la competencia, permitir nuevos actores en la administración de los fondos de pensiones. No decimos quiénes, pero yo se lo digo ahora. Estamos pensando en que puedan ingresar y generar mayores competencias y menos comisiones, y mejores pensiones, las compañías de seguro, las cajas de compensación y también una AFP estatal.

 

¿Va a impulsar un proyecto?

Vamos a ampliar las opciones para que los trabajadores chilenos puedan elegir y les cobren menos comisiones. Y, dentro de eso, está contemplada la posibilidad de una AFP estatal.

 

¿No va a ser por iniciativa propia?

No. Eso lo vamos a conversar. Uno tiene que conversar estos temas con mucha gente, si esto no es una monarquía donde el rey decide qué se hace o no se hace, es una propuesta que la vamos a discutir con muchos sectores de nuestro país.

 

En su comando usted ha acusado a Guillier de izquierdizarse. Incluso, lo han comparado con Nicolás Maduro y el Che Guevara. ¿Cree que la polarización es una buena estrategia para conquistar al electorado más moderado?

La campaña de Alejandro Guillier y su comando están siendo controlados, de forma creciente, por las fuerzas de más extrema izquierda y por el Partido Comunista, eso es un hecho notorio (…). Ese es un camino equivocado, el camino nuestro es muy distinto, el camino nuestro es confiar en la gente, que el Estado no se sienta que es el amo y señor de la sociedad, sino que ayude a las personas y las familias a desarrollar sus talentos.

 

Felipe Kast planteó, el domingo pasado, que usted debe abrirse hacia la derecha liberal, incorporar gente en un futuro gobierno que haya votado a favor del aborto en tres causales. ¿Qué cree usted?

Los principios básicos que inspiran mi vida y el gobierno que tuve el honor de presidir son básicamente muchos, pero los principales son: ampliar las libertades, avanzar en justicia (…). Yo soy un gran amante y un gran defensor de la libertad.

 

Usted criticó que desde los partidos, el día antes de la primera vuelta, comenzaron a buscar nombres para un eventual gabinete. ¿Cree que eso influyó en el resultado de la elección?

Es verdad que las encuestas mostraron un panorama que no fue. Sin perjuicio de eso y, además, que algunos empezaron a hablar de qué participación querían en el gabinete, nunca es bueno empezar a repartir cargos antes de ganar la elección. Y, a mí, nunca me gustó, por eso, en muchas oportunidades dije que esta elección no se resuelve en primera vuelta, va a ser estrecha en segunda vuelta, la vamos a ganar, pero vamos a tener que trabajar con humildad y sin soberbia.

 

Si gana los comicios, ¿en qué mes pretende dejar resuelto su gabinete?

(Se ríe) Mire, una regla de oro es que un candidato nunca habla de gabinete mientras no sea presidente electo. La segunda regla, es que ojalá el presidente pueda nombrar a su gabinete lo antes posible, para que los ministros tengan un mes o un par de meses para prepararse y llegar al gabinete a trabajar de forma efectiva y no a improvisar.

 

¿Sacaría a parlamentarios del Congreso?

Yo creo que no es una buena fórmula sacar parlamentarios del Congreso, que fueron elegidos para esos cargos. Ahora, yo sé que yo lo hice en mi gobierno, porque casi toda la gente con experiencia política estaba en el Congreso y yo me di cuenta de que necesitaba no solamente capacidad técnica, profesional, también se requiere experiencia política. Por eso, invité a algunos parlamentarios a incorporarse como ministros, pero en general eso no es una norma que debiera ocuparse de forma normal.

 

¿Lo tiene descartado?

No está considerado.

 

Respecto del financiamiento de la campaña, usted dijo que iba a ser austera, sin embargo, hasta ahora, ya van cinco créditos. Uno de más de mil millones, otro de 350 millones, otro de 780 millones, otro de más de 900 millones y el último de más de 700 millones. ¿Qué pasó con lo austero?

Bueno, sigue siendo austera…

 

En comparación a los otros candidatos…

En comparación a como era antes. ¿Se acuerda cómo era antes? Que se tapizaban todas las ciudades, todos los caminos, llenos de letreros, y eso no ha sido así. Y, por tanto, estas campañas han sido mucho más austeras. Ahora, usted sabe que hay una devolución de dineros públicos en función de los votos. Los préstamos que hemos pedido nosotros tienen que ver con eso…

 

¿Cuánta ventaja le da tener estos créditos en comparación con otros candidatos, y tener aportes por sobre los $ 5 mil millones, más del doble que Guillier?

Yo le pregunto a usted, cuánta ventaja le da al candidato oficialista tener a la ministra vocera de gobierno, pagada por todos los chilenos, voceando como si fuera su vocera y en forma a veces muy virulenta, muy descalificadora. Entonces, la verdad es que si alguien está en ventaja en esta materia, no somos nosotros.

 

Revisa la entrevista completa aquí

Evangélicos entregan su apoyo a Sebastián Piñera: “El pueblo cristiano ha tomado una opción”

Tras un encuentro con el candidato de Chile Vamos, representantes del mundo protestante confirmaron que tomaron la decisión de “votar y movilizar para que haya un cambio, y ese cambio hoy es Sebastián Piñera”.

El candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, sostuvo una reunión la tarde de este jueves con obispos, pastores y líderes del mundo evangélico. Según consignó 24 horas, tras la cita, donde también estuvo presente el ex abanderado y miembro del comando del ex mandatario, José Antonio Kast, representantes del pueblo evangélico anunciaron que para la segunda vuelta lo apoyarán.

El encargado de hacer el anuncio oficial fue el alcalde de Talcahuano, Henry Campos, quien manifestó que “hoy nos sentimos muy contentos porque el pueblo evangélico está entregando un apoyo al Presidente Sebastián Piñera. Nosotros comprendemos lo que está en juego en esta elección, y lo que está en juego son principios, valores y una sociedad libre”.

Tras estas palabras, el edil sostuvo que en conclusión “junto a los diputados electos por la República y el resto de las autoridades, nos hemos congregado con nuestros obispos y pastores para decir que el pueblo cristiano está presente y que el pueblo cristiano el 17 de diciembre ha tomado una opción, y esa opción es votar y movilizarlo para que haya un cambio, y ese cambio hoy es Sebastián Piñera”.

Antes de ello, Piñera respaldó frente a los medios a esta colectividad religiosa, agradeciendo “el enorme aporte que hace a nuestro país. La valentía y coraje con que defiende valores como la vida, la familia, el respeto, la solidaridad”.

24 Horas afirmó que el ex mandatario destacó que en la próxima elección presidencial no sólo está en juego lo material, sino que también “es importante pensar en la parte espiritual del ser humano, y nosotros vamos a defender los valores que son parte del alma de Chile. El valor de la vida, de la familia, de la justicia, de la solidaridad, el valor de la fraternidad y la hermandad entre los chilenos, el valor de la unidad, el valor del respeto a la naturaleza van a estar en el corazón de nuestras prioridades. Por eso agradezco al mundo y al pueblo evangélico”.

Sobre la reunión que más temprano tuvo con organizaciones de militares en retiro, Piñera comentó que “un buen presidente tiene que escuchar a todos los chilenos, y nosotros hemos escuchado a muchos chilenos. Hemos escuchado a chilenos de todas las regiones y de muy distinta naturaleza. Nosotros queremos unir a los chilenos, y no seguir dividiendo. Por eso, si soy presidente de Chile, voy a ser un presidente de unidad. Voy a ser un presidente de todos los chilenos, civiles y militares, voy a ser el presidente de las regiones, el presidente del trabajo, el presidente de la clase media y por sobre todo, un presidente que le devuelva a todos los chilenos la alegría de vivir y la garantía de una vida con oportunidades y dignidad”.

Piñerismo exige a Guillier “disculpas” por “descalificaciones” en franja de “Joven y alocada”

Jefe político de la campaña, Andrés Chadwick, acusó “expresiones de odiosidad y de violencia” contra el candidato en un escrito elaborado por la escritora Camila Gutiérrez. Guillier, por su parte, destacó “valentía” de la joven.

T13 consignó hoy que el jefe político de la campaña, Andrés Chadwick, acusó “expresiones de odiosidad y de violencia” contra el candidato en un escrito elaborado por la escritora Camila Gutiérrez. Guillier, por su parte, destacó “valentía” de la joven.

Esto luego que en el capítulo de anoche apareciera una entrevista a Camila Gutiérrez, conocida como “Joven y alocada”. La escritora explicaba que tras votar en la primera vuelta por Beatriz Sánchez había decidido respaldar a Alejandro Guillier. Tras destacar la gratuidad, la ley de identidad de género, entre otras medidas impulsadas por Bachelet, señala que “la única forma que estos cambios sigan es no votando por la derecha, que votar por la derecha se van a cortar definitivamente y va a ser un retroceso como a la edad de las cavernas para Chile”.

Pero más allá del mensaje público de la joven, hubo un texto que molestó en Chile Vamos. En un momento de su intervención se muestra su computador, donde aparece lo siguiente:

“Hay días (algunos días) en los que entiendo a los fachos que encuentran que se va a transforman en Chilezuela cuando sale el INNOMBRABLE diciendo que va a tomar las medidas de Felipe Kast en la Araucanía, pienso CONCHASUMADEEE ESTA HUEAAAA (sic) SE VA A TRANSFORMAR EN COLONIA DIGNIDAD”, escribe.

T13 agregó que, en su vocería, Chadwick afirmó que “hemos visto desde la campaña del senador Guillier, que lamentablemente se han sobrepasado límites de respeto, de decencia, de dignidad hacia las personas que superan los mínimos que pueden resultar aceptables en una contienda democrática”.

En relación al texto de “Joven y alocada”, Chadwick cuestiona que “está lleno de expresiones descalificatorias, de odiosidad, de violencia, en contra del (ex) presidente Piñera”.

“Nos parece que no se puede llegar a esa bajeza en una competencia democrática, que no podemos llegar a este tipo de descalificaciones. Queremos pedirle que pueda disculparse”, afirmó.

Una crítica a la que se sumó el presidente de Evópoli y diputado electo, Francisco Undurraga.

Desbordes: “Quiero a Piñera en terreno, con agenda positiva, que no lo expongan a tonteras”

El secretario general de RN y diputado electo, hizo en T13 una evaluación del anuncio de Beatriz Sánchez, quien anunció su respaldo al candidato presidencial de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier.

“No es el minuto de sacar conclusiones sobre los errores”, reflexiona en T13 el secretario general de RN y diputado electo, Mario Desbordes, luego del escándalo que generaran los dichos del candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, quien denunció la existencia de votos marcados previamente durante la elección del 19 de noviembre.

Su declaración generó una reacción inmediata de la ex abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, quien apoyó públicamente a su colega periodista, Alejandro Guillier, argumentando que “Chile, con Sebastián Piñera, no solo significaría un retroceso, sino que también un riesgo”.

 

-¿Qué le pareció el argumento de Sánchez?

-Ella ha contribuido a la campaña del terror. Nadie puede entender que si gana Piñera se acaba Chile. Eso no es cierto, el gobierno de Piñera fue exitoso y pretender que si gana será una debacle, es muy falso y una dura campaña concertada. Que Sánchez apoye a Guillier es lógico y normal, pero no significa que todo su electorado vaya a votar por Guillier.

 

-¿No le da la sensación de que Piñera se hizo un autogol?

-No, eso fue la excusa. Ella iba a apoyarlo de aquí al 17 de diciembre y habría encontrado otra excusa. Pero este discurso anti Nueva Mayoría y antiduopolio no funcionó, porque a la primera de cambios tenemos a Revolución Democrática y a Beatriz apoyando a Guillier, como si nada.

 

-Aunque Beatriz Sánchez hiciera el gesto de apoyo en otro momento, ¿no siente que el argumento comunicacional de decir que el ex Presidente jugó con la institucionalidad al cuestionar las elecciones, complica su campaña?

-Es que lo vienen haciendo hace meses. Siempre sacan algo por su fortuna o por algún caso que se desinfla. Y la intervención de la Presidenta Bachelet es penosa y grotesca, porque el gobierno no ha hecho nada por solucionar los graves problemas del padrón electoral del país.

 

-Hoy le preguntaron a Piñera si se arrepentía de haber denunciado supuestos votos marcados en la elección pasada y respondió que “dada la reacción que hubo… yo me arrepiento de muchas cosas”.

-No es el minuto de sacar conclusiones sobre los errores o no. Tenemos que concentrarnos en propuestas más concretas y no tan generales. Que el electorado elija con propuestas sociales importantes.

 

-¿Qué lección saca de las declaraciones de Piñera cuestionando las elecciones? ¿Más propuestas y menos acusaciones?

-Por supuesto, necesitamos un Presidente en terreno, en la calle. Esa foto en Puente Alto me encantó con Cecilia Morel, el alcalde Codina y Manuel José Ossandón.  Se necesita decir cosas concretas, no generales, porque no sirven en esta campaña, la gente quiere saber cómo se beneficia con un gobierno de Piñera.

 

-Se ha dicho que la franja de Piñera sigue con propuestas demasiado generales.

-Más allá de la franja, deben ser propuestas al callo. A veces se nos olvida que esa fue la receta en 2009: propuestas para los funcionarios públicos, para gendarmería, para el mundo evangélico.

 

-Pareciera que tampoco ayudó en estos días de campaña, el impasse con Felipe Kast, quien se mostró en contra de la gratuidad en la educación.

-Creo que confundió su rol de vocero con su calidad de senador electo. Ese error lo tiene que corregir urgente, porque los voceros representan al candidato presidencial y no pueden transformarse en posturas paralelas.

 

-¿Le han transmitido a Piñera que es necesario reforzar propuestas concretas?

-No ha habido espacio para cosas que no sean estar en la campaña, en terreno.

 

-¿José Antonio Kast le dio un abrazo del oso cuando dijo que efectivamente hubo fraude en la primera vuelta?

-Prefiero pasar por ahora de eso y después de la elección, sacar conclusiones. Prefiero al Presidente en terreno, desplegado, en agenda positiva, que no lo estén exponiendo a tonteras, como llevarlo a una feria o subirlo a una micro, sino a cosas más específicas como su visita a Puente Alto y con mensajes concretos  para los adultos mayores, por ejemplo. Y es lo que quiero que suceda en los próximos días de campaña.

Cecilia Morel: “Este gobierno se obnubiló con sus sueños y se olvidó de la vida diaria de las personas”

En entrevista con Reportajes de El Mercurio y catorce días de la elección, la ex primera dama llama a sus partidarios a no caer en la soberbia, y también entra a la polémica por el programa: dice que Bachelet incluyó entre sus promesas obras iniciadas por su marido “y nadie salió a decirle que no se adjudique lo que no le corresponde”.

 

Cecilia Morel asegura que hace cuatro años, cuando dejaron el gobierno, “jamás” se le pasó por la cabeza la idea de volver. Ahora, a catorce días de la elección y con su marido liderando las encuestas, rememora en El Mercurio esa experiencia y lo que entonces aprendió:

-Fue muy positivo saber que podíamos trabajar juntos, cosa que antes yo pensaba que no era posible, porque tenemos un ritmo muy distinto, personalidades y caracteres diferentes. Pero esa experiencia, de haber estado trabajando juntos en una causa superior, por el bien del país, le dio un sentido a esta unidad. También estaba la Mane (su hija) apoyando, y sentí que estaba la familia entera involucrada en que fuera un buen gobierno; entonces hubo una experiencia que, desde el punto de vista familiar, fue muy enriquecedora.

 

-¿Por qué cree que Piñera es la persona indicada para ser de nuevo Presidente?

-Yo siempre digo, sin falsa modestia, pero también con humildad, que Sebastián es lejos el que está más preparado. Es excepcionalmente capaz, estudioso, trabajador, tiene liderazgo y un compromiso con Chile demasiado grande.

 

-Todos dicen que este Piñera no es el mismo del 2014. ¿En qué lo nota usted?

-En que ha aprendido a incorporar a otras personas en su mirada, en su trabajo. Siento que tiene más humildad de darse cuenta de que hay cosas que uno no puede hacer. Eso también lo aprendimos en La Moneda: que uno no puede satisfacer el cien por ciento de las demandas.

 

-¿A qué cree que se deba que, en esta ocasión, hay más entusiasmo en la oposición con Piñera de candidato?

-Siento que en nuestro sector hay más claridad de que él es el mejor candidato. Han apreciado sus capacidades, y siento que hay más unidad. El sector hizo un esfuerzo importante que se tradujo en el pacto Chile Vamos y los partidos están mucho más responsables y más maduros en darse cuenta de que no se pueden andar dando gustitos.

 

-¿No ve algo de oportunismo ahí?

-Mira que eres mala, no se me había ocurrido (ríe). Siempre los políticos tienen que buscar la oportunidad de llegar al poder, obviamente, pero no de ese tipo de oportunismo que es la exageración de eso. Los veo con un convencimiento real, y conociendo las personalidades que hay en los partidos, si Sebastián no fuera una persona que realmente les dé confianza plena de sus capacidades, no estarían.

 

-A diferencia de ese ambiente festivo del sector, en general el país no está tan motivado con la campaña. ¿Por qué?

-Es que como cambió el sistema de las campañas, uno ya no ve las calles llenas de carteles y pancartas. Eso hace creer que hay menos entusiasmo, pero cuando uno ve cómo arden las redes y la euforia de la gente en los banderazos, se siente el entusiasmo. El otro día llegué desencajada porque nos tironeaban, nos abrazaban, nos besaban. Es una euforia como de fans. Es increíble que sea tan fuerte eso que él produce.

 

-Se dice que una parte de la población votará por Piñera porque no hay otro candidato o simplemente como un rechazo a la Nueva Mayoría, pero no porque los entusiasme.

-Para nada. En todas las elecciones hay distintas variables, y algo de eso puede haber, de que no estén contentos con la actual situación, pero también hay un prejuicio de la izquierda, que siempre ha creído que son los únicos legítimos para gobernar. Si, a propósito de su famosa minuta, Guillier piensa que el 51% de la población son los poderosos, está hablando de un error conceptual de la izquierda, que no ha podido ver esta nueva sociedad que va a ir a votar por Piñera porque lo quieren a él.

 

“No me cabe duda” de que militantes DC votarán por Piñera

 

-¿Ve posible ganar en primera vuelta?

-Yo creo que no vamos a ganar en primera vuelta, hay muchos candidatos y los análisis de los más expertos dicen que es difícil.

 

-¿Ha sido una preocupación no caer en la soberbia?

-Nosotros estamos permanentemente llamando a no caer en triunfalismos, a no estar haciendo ofertas maximalistas y ser muy cuidadosos en lo que se dice. Mire, el día feriado, cuando almorzábamos con los nietos y estábamos hablando de un comentario que le habían hecho a uno de los niños en el colegio, yo les decía que esto es como el fútbol, que hay que saber perder y ganar. En eso, Sebastián es bien aterrizado; no existe en nosotros dos ningún triunfalismo. Y por eso yo llamo a votar a nuestro sector, porque creo que la diferencia de votos entre Sebastián y Guillier va a ser decisiva para la segunda vuelta y porque si el cariño no se transforma en voto, no sirve. Queremos que en la primera vuelta se dé la máxima diferencia posible. Por eso ¡no al triunfalismo!

 

-¿Usted cree que el resto de los candidatos pueden aglutinarse en torno a la opción que pase a la segunda vuelta?

-No sé si lo logren, porque hay varias diferencias bien de fondo entre algunos de ellos. No sé qué camino va a adoptar la DC que ya tuvo problemas con el PC y no sé cómo se va a entender con el Frente Amplio. La DC estará en una disyuntiva muy difícil.

 

-¿Ve posible que parte de la DC vote por Piñera en la segunda vuelta?

-¿Militantes? No me cabe duda (sonríe).

 

-¿Por qué está tan segura?

-Porque tengo amigas y amigos democratacristianos. Además, siento que la DC está en una búsqueda de su identidad, medio huérfana y errática. Como que de repente se descuelga y se divorcia de la Nueva Mayoría, pero aprobó todas las reformas que ahora critica. Por algo, todos hablan de las dos almas de la DC.

 

-¿Cuál cree que sería el rol de ese partido si gana Piñera?

-En general, el rol de la DC siempre había sido de acuerdos, de diálogo, y, por lo tanto, yo espero que mantenga esa esencia que era parte de su identidad.

 

“Más que legado, están dejando una mochila de deudas”

 

-¿Cuál es su balance del gobierno de Michelle Bachelet?

-Todos lo estamos viendo; es un gobierno que termina mal. Ahora, más que legado, ella está dejando una mochila de deudas. Estamos quedando con un presupuesto ajustado para responder a lo que las personas más piden. Ojalá uno pudiera solucionar todos los temas, pero aquí tenemos que optar: si queremos aumentar las pensiones, hacer lo de la sala cuna universal, trabajar con el tema de los niños del Sename, no podemos hacer esto de la gratuidad universitaria para todos. Sí podemos mantener lo que está y mantener su derecho, pero hay que priorizar.

 

-¿Hay algo que usted rescate del gobierno de Bachelet?

-Me ha costado mucho más identificarme con este gobierno que con el anterior de ella. Si hasta eché de menos, en esta oportunidad, el hecho de ser mujer y el poner a la mujer en el centro de sus prioridades. El Sernam no dio una lucha por la mujer, como sí la dimos nosotros por el posnatal, por el trabajo de la mujer. Siento que hablan mucho de la importancia de ellas y ellos, de matrias y patrias, pero en el momento de los quiubos se centraron exclusivamente en el aborto, y se olvidaron de los otros temas de la mujer que también son importantes. Este gobierno se obnubiló con sus grandes sueños y se olvidó de la vida diaria de las personas.

 

-Cuando ustedes se fueron de La Moneda, Bachelet volvió a la Presidencia encumbrada en las encuestas. ¿Cómo interpreta que tenga hoy tan baja adhesión?

-Lo que ella tenía en ese momento era la empatía, ponerse en el lugar del otro y saber qué necesitaba la gente y qué quería. Esa sintonía que Michelle Bachelet tenía con la gente se rompió porque no se ha puesto en el lugar de lo que la familia está pidiendo, que es trabajo, que mejoren la salud y el tema de la delincuencia. Está mal enfocada en estas reformas y en este supuesto legado que va a ser una mochila de deudas y de problemas no resueltos.

 

-¿No teme que si Piñera triunfa, el Frente Amplio y el PC se vuelquen a las calles? Ellos ya lo han anunciado.

-Eso demuestra una actitud poco democrática. Están en su legítimo derecho en protestar, el tema es que todos sabemos del grado de destrucción que eso conlleva. Entonces, si queremos solucionar los problemas del país, vamos a necesitar conversar y ponernos de acuerdo.

 

-Existe en el país, en general, un ambiente de poca tolerancia al error. ¿No le jugará eso en contra a Piñera? La gente no parece dispuesta a perdonarle errores esta vez.

-Creo que con cualquiera que llegue a gobernar va a suceder eso. Es un fenómeno mundial, porque cada vez hay más demandas manifestadas abiertamente en las redes. Ahora, lo que ha estado proponiendo Sebastián en el sector es este llamado a la unidad, al diálogo, porque cuando enfrentas desafíos muy grandes tienes que tener acuerdos.

 

-¿Qué le hace más sentido del programa de gobierno que Piñera entregó?

-Lo que más me gusta es esto de la libertad, justicia, progreso y solidaridad. Me encanta ese equilibrio y este concepto de acompañar a las familias a lo largo de su ciclo vital y en sus principales temores. Junto con asumir un rol subsidiario que privilegie la superación de la pobreza, también creemos en un Estado y una sociedad solidaria que reconozca que, en ciertas materias, el destino de todos nos importa a cada uno de nosotros. Eso significa una evolución en nuestras políticas públicas para que se hagan cargo de los problemas que hoy enfrenta la clase media.

 

Revisa la entrevista completa aquí.

Piñera: “Vienen tiempos mejores para el deporte chileno”

Antes de mostrar oficialmente a los chilenos la propuesta deportiva de su candidatura a las elecciones del 19 de noviembre, el ex presidente atiende a La Tercera. Y habla de sueños, problemas, estadios, pasión y juego.

 

Sebastián Piñera (67 años) recibe a la revista eldeportivo en su casa. Además de explicar los detalles de la política que pretende aplicar en el deporte, se anima a bajar al suelo sus gustos y sus experiencias como espectador (de fútbol, sobre todo) y practicante masivo.

 

¿Su programa se ha fijado en algún modelo exterior?

Hemos estudiado las experiencias de muchos países. Colombia, Canadá, México, que fueron anfitriones de Panamericanos. También lo que hizo Londres. Yo soy amigo de Sebastian Coe, que estuvo a cargo de los Juegos 2012. Conversé mucho con él, lo visité. Y también miramos al Plan Ado de España 92. Le dio una cosecha de medallas impresionantes, pasó a potencia mundial.

 

Los Panamericanos 2023 son la meta. ¿No llegar a cuántas medallas ahí habrá que llamarlo fracaso?

En los Juegos de la Juventud, Chile logró el cuarto lugar, una gran posición. Antes fue séptimo. Queremos que Chile esté entre los grandes de Sudamérica, con Brasil, Argentina, Colombia y Venezuela. No hemos cuantificado el número de medallas. Cuando tengamos claridad, vamos a poner una meta. Porque cuando uno asigna recursos públicos y se fija una causa, tiene que haber metas y personas que se comprometan con ellas. Van asociados los derechos y deberes de los deportistas de entregar lo mejor de sí mismos y alcanzar sus mejores rendimientos.

 

Los deportistas se quejan de no recibir el dinero a tiempo.

Sí, debemos facilitar la entrega de esos recursos para que no haya tanta burocracia y pérdida de tiempo. Y por eso creamos el Ministerio del Deporte, para darle una institucionalidad de mayor tamaño, estatus. Y tenemos que mejorar la eficiencia con que funciona el aparato estatal en deportes. Ahora se ha producido un conflicto grave entre el ministerio y el IND. Por ejemplo, en las regiones hay un Seremi del ministerio y un director del IND, que a veces se hacen la vida imposible el uno con el otro.

 

¿Piensa refundar el IND o dejar una sola estructura?

Normalmente, la institucionalidad chilena tiene un órgano que fija las políticas y las metas; y otro que ejecuta. Así ocurre en muchas organizaciones públicas. Pero en este caso ha habido muchos problemas. Así que estamos revisando la institucionalidad para que la coordinación sea mejor y evitar que perjudique a los deportistas y al deporte.

 

En la búsqueda de medallas para 2023, ¿qué papel tendrán los extranjeros? ¿Facilitará nacionalizaciones o privilegiará eso de la sangre pura?

Esto no discrimina contra los inmigrantes. Los hijos de inmigrantes que quieran practicar deporte en Chile van a tener los mismos derechos que los chilenos. Y tal vez puedan surgir grandes estrellas, que si quieren adoptar la nacionalidad chilena, puedan fortalecer nuestro deporte. Pero también queremos que nuestros deportistas salgan fuera de Chile, se acostumbren a la competencia internacional, conozcan otros deportistas… Y traer entrenadores extranjeros. Ahí sí podemos adquirir experiencia, conocimiento, saber cómo se hace en los países con gran desarrollo deportivo.

 

¿Aparte potenciará traer grandes competiciones a Chile? ¿Traerá de vuelta el Dakar?

Ya organizamos los Odesur, que fue un gran éxito. Y nos permitió sentar las bases en infraestructura y en capacidad organizativa para postular a los Panamericanos. Respecto al Dakar, que se fue de Chile, estamos en conversaciones con los organizadores, que quieren volver. Nos están planteando alternativas. De hecho, partiría en Chile. Si vuelve, vamos a ser cuidadosos para que no afecte a nuestro patrimonio arqueológico y cultural. Hubo problemas en el pasado en esa materia.

 

En su programa no aparece la palabra fútbol. ¿No entra en sus planes tocarlo?

Por supuesto que es el deporte más popular chileno. Pero tenemos claro que tiene su propia administración. La Federación, la ANFP, que es parte de la Conmebol y la FIFA. Sin duda nos interesa tener un fútbol profesional sano, financiera y deportivamente. Que la competencia motive y entusiasme. Nada genera más pasión, compromiso, alegrías y penas que el fútbol. Y sí nos preocupan varias cosas.

 

¿Cuáles?

Uno, la violencia en los estadios. A pesar de los esfuerzos, la ley de Estadio Seguro no ha logrado hacer volver al público a los estadios. Las familias se retiraron del fútbol, porque no encontraban ahí la tranquilidad y la seguridad necesarias. Y vamos a poner ahí mucho énfasis en recuperar el fútbol para la familia chilena y sacar a los delincuentes de los estadios. Aplicar con mayor eficacia y perfeccionamiento la ley de Estadio Seguro. Y otro tema general es que vamos a ser implacables en materia del control del doping. El doping y el deporte son totalmente antagónicos y contradictorios.

 

Cada vez el Nacional tiene menor capacidad. ¿Planea hacer algún cambio?

Algunos piensan que hay que construir un estadio del Siglo XXI. Y nosotros lo pensamos, en Parque O’Higgins. Los estacionamientos están hechos, está la explanada donde se hace la Parada Militar y hay un espacio que no tocaba ningún árbol y que podía ser. Pero nos encontramos con mucha oposición del alcalde de la época. ¿Y qué hacemos? ¿Seguimos metiéndole plata a un estadio que va a cumplir 100 años o hacemos un estadio del Siglo XXI, con las tecnologías y modernidad de los tiempos actuales?

 

¿Se abre a esa posibilidad?

Es una idea. Esto lo trabajamos con el arquitecto Gonzalo Mardones y nos hizo un proyecto de un estadio nuevo. En esa época se estaba remodelando Wembley y vimos cómo era la lógica moderna de los estadios, más integrados a la ciudad, con comercio y servicios. Preparamos un proyecto, pero meses antes de asumir nosotros, el gobierno anterior hizo una remodelación del Nacional, que no cumplió con su objetivo. No sólo no lo modernizó de verdad, sino que redujo el aforo de 65 mil a 47 mil.

 

Revisa la entrevista completa aquí.

 

Presidente Piñera celebró los 6 años del posnatal de 6 meses

Hasta la fecha, más de 654 mil mujeres han podido acompañar a sus hijos en la etapa más importante de sus vidas.

A través de un emotivo video, esta mañana el ex Presidente Sebastián Piñera celebró el sexto aniversario de la implementación del posnatal de 6 meses.

La iniciativa, impulsada, aprobada y promulgada, en la anterior administración de Piñera; ha permitido, hasta la fecha, que más de 654 mil mujeres puedan acompañar a sus hijos en la etapa más importante de sus vidas. Esto, luego de que se ampliara de tres a seis meses el posnatal parental.

Senador denuncia que Gobierno disminuyó recursos para planes comunales de seguridad

Espina solicitó al Gobierno que “cumpla con su compromiso ante el Parlamento y la ciudadanía, y reponga los recursos que se requieren para que los municipios puedan financiar los planes comunales de seguridad que son fundamentales para disminuir la delincuencia”.

Esta mañana, el senador Alberto Espina calificó como “sorpresiva e insólita” la decisión de dejar sin recursos los planes comunales de seguridad y recalcó que existe un “incumplimiento grave y flagrante de un compromiso presidencial y una debilidad de enfrentar a la delincuencia”.

En su última cuenta pública, la Presidenta destacó que se ha tomado en serio “la lucha contra el delito”, privilegiando “los hechos por sobre las consignas”, porque “este es un tema con el que no se juega, y no es ético procurar ventajas políticas con la inseguridad de las personas”.

Sin embargo, al analizar las partidas del presupuesto de la Subsecretaría de Prevención del Delito (dependiente del Ministerio del Interior y Seguridad Pública) se disminuyen los recursos en un 80%, pasando de $27.630.504.000 en 2016 a $5.418.733.000 en 2018. De esta última cifra, $3.078.000.000 se destinan a subsidios para las víctimas de la violencia en las regiones de La Araucanía, Biobío y Los Ríos, y otros $669.695.000 para el programa “Cascos Históricos”.

Por ello, el Senado Espina afirmó que “el proyecto que la misma Presidenta calificó como el más importante en materia de seguridad ciudadana de su gobierno, carece de presupuesto en 2018, incumpliendo gravemente su compromiso de cubrir 153 comunas. Esto significa dejar en total abandono a la ciudadanía ya que los municipios no podrán financiar sus planes de seguridad, no obstante tratarse del problema de mayor importancia para la ciudadanía”.

Por su parte, el diputado Juan Antonio Coloma Álamos, afirmó que “el único ítem en que el presupuesto de seguridad aumenta desde 2014 a 2018 es el personal en que crece de 182 funcionarios en 2014 a 337 en 2018 y de 5.400 a 8.500 millones”.

Ex Presidente Piñera visitó Aysén y Coyhaique

En la oportunidad el candidato de Chile Vamos se comprometió a “entregar más valor agregado a la industria de la pesca, de la salmonicultura, para que haya más y mejores trabajos, mejores oportunidades en esta región”.

En la Plaza de Armas Aysén, el ex Presidente Piñera afirmó que son varios los problemas que deben resolverse en la región, entre ellos el aislamiento y el sistema de calefacción.

“Yo recuerdo bien el Movimiento Social, hicimos un compromiso, por ejemplo, el subsidio a la leña que lo cumplimos. También teníamos el compromiso de la zona franca y ese era un compromiso que estaba vigente, nosotros lo dejamos diseñado y financiado el proyecto, se compró el terreno, ahora falta transformarlo en una realidad”.

El Presidente Piñera, también lamentó que no se hayan concretado los proyectos energéticos en la región y de paso comentó lo preocupante de la contaminación en la zona.

“Tenemos un grave problema en la zona, porque muchos de los proyectos energéticos finalmente no se desarrollaron, pero es muy cierto que la ciudad de Coyhaique y en cierta medida Puerto Aysén tienen problemas de contaminación, esa es una contradicción muy grande porque esta es una región que todo el mundo admira, aprecia, por su belleza, por su pureza, es una reserva de vida y a veces la contaminación puede transformarse en una causal de muerte. Por eso estamos estudiando varios proyectos, uno es el recambio del combustible, también mejorar el aislamiento de las viviendas y cambiar el mecanismo de combustión”, dijo.